Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

'TankPitstop', el robot repostador

En Holanda un inventor ha puesto a punto un robot que hará que nos olvidemos de una de las tediosas rutinas por la que su coche debe pasar obligatoriamente todos los días. No nos referimos sólo al hecho de repostar en la gasolinera sino también a todo el proceso que conlleva.
'TankPitstop' , que así se llama el robot, es el encargado de un surtidor de gasolina qué recarga el depósito mientras que el automovilista queda cómodamente sentado en su vehículo.
El brazo robotizado identifica, buscando en su base de datos, el modelo del coche desde su llegada a la estación de servicio y determina el tipo de tapón del depósito así como el carburante que utiliza. A continuación levanta la tapa, desenrosca el tapón e introduce la bomba en el depósito como todo buen encargado de gasolinera.
El sistema reduce la carga sobre el medio ambiente causada por los vertidos de productos y la errónea elección de la boquilla. La automatizado permite también una mayor selección de productos para favorecer la naturaleza. Pero todo invento tiene su limitación: el robot no puede funcionar con los vehículos cuyo depósito se abre con llave.1
Nico van Staveren, el hombre detrás de 'Tankpitstop', ha estado trabajando en su desarrollo con un equipo de ingenieros de 'Rotec Ingeniería' desde 2005 y dice haber encontrado la inspiración para esta invención en una ordeñadora mecánica. El sistema cuesta 75 mil euros y pronto será capaz de surtir al 80% de los automoviles de los Paises Bajos. ¿Cuándo lo veremos en España?