Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Toyota Avensis

En 1997 Toyota tomó la decisión de renovar en su gama de berlinas del modelo Carina. Su sustituto recibió el nombre de Avensis. Desde el principio su aceptación entre los consumidores fue espectacular. Hoy en día este automóvil va por su tercera generación y se comercializa con carrocería de cuatro puertas, y en versión familiar.
Su gama de motorizaciones está compuesta por dos propulsores de gasolina, otros tantos diesel y cuatro escalones de potencia: 126, 132, 147 y 150 caballos. De serie, todos ellos van asociados a un cambio manual de seis relaciones y solo las versiones mías enérgicas pueden incorporar la transmisión automática Multi Drive S. es nuevo Avensis despliega una longitud de 4.7 metros por 1.8 de ancho. Puede montar llantas de hasta 18 pulgadas y su horquilla de precios parte desde unos más que interesantes 22 000 euros. Sus principales rivales en el mercado son el Mazda 6 y el Seat Exeo, aunque su impresionante equipamiento dictamine que podría competir cómodamente con vehículos teóricamente superiores.
Una de sus principales ventajas es que el paquete más básico denominado Acti ve, ofrece muchos elementos que pueden estar destinados a versiones Full Equiped. Caso del volante multifunción, del climatizador bi zona y los revestimientos en cuero. Claro que si queremos añadir detalles de mucha más calidad, solo tendremos que optar por sus dos kits estrella: Advance y Executive. Este último cuesta 2400 euros y al margen de sus diez airbags y su control de la estabilidad ofrece al cliente otros dispositivos como el programador de velocidad y un sistema contra el cambio involuntario de carril.
Desde parado el Avensis acelera de 0 a 100 en 9.5 segundos y alcanza 205 km/hora de punta. Unas prestaciones muy convincentes que además le permiten tener un consumo más que interesante. Y si no, tened en cuenta que la variante 2.2 apenas gasta 6.8 litros a los 100 en ciclo mixto. Así rueda una de las berlinas más selectas del mundo pero sus misterios ni mucho menos se acaban aquí.