Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La nueva generación de Volvo C-70

El mundo de los descapotables de lujo regresa de nuevo a la parrilla de M Coupé. Porque la nueva generación de C-70 de Volvo ya está aquí. Tan distinguido como antaño, pero con algunas remodelaciones físicas que lo hacen único en su especie.
Tiene cuatro plazas, mide 4.7 metros de longitud y su horquilla de precios va desde los 27.000 euros de la variante más básica hasta los 49 mil de la versión T5 Sum A.
Una de sus principales ventajas es capota de techo duro retráctil . Su accionamiento es totalmente automático y tarda exactamente 30 segundos en abrirse y cerrarse. Además, el C-70 ahora está disponible con un nuevo color para la carrocería, el Flamenco Red Pearl.
El aroma elegante y seductor del habitáculo se mantiene sin cambios aparentes en el capitulo del confort y en su capacidad multimedia.
Eso sí, su personalización interior es bastante elevada y permite al usuario configurar el coche a su gusto con el consiguiente sobreprecio. Por ejemplo, la consola central puede contar con algunas inserciones en madera Nordick y los asientos pueden ir tapizados con cuero exclusivo. Su coste es de 500 y 1.800 euros respectivamente.
El nuevo C-70 está disponible con tres propulsores de gasolina y dos diesel. Todas las versiones pueden ir equipadas con cambios manuales y automáticos, y sus dispositivos de seguridad siguen marcando la pauta en su segmento.
A pesar de no contar con las últimas innovaciones de Volvo en esta materia, el C-70 ofrece de serie airbags de cabeza delanteros, control de estabilidad DTSC y una función de información inteligente para el conductor.
Comodidad, precisión y una capacidad de seducción indescriptible se dan la mano para dar vida a la última vuelta de tuerca del Volvo C-70. Un descapotable que colmará las necesidades de la clientela que demanda automóviles con personalidad.