Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Leo Messi: "Estos dos meses parado me vinieron muy bien físicamente"

Leo Messi, con Argentinatelecinco.es

Si hay algo que le falta a Leo Messi es ganar un Mundial. Sólo se le resiste ese título, elevar a Argentina a lo más alto del fútbol mundial. Y qué mejor escaparate que en Brasil, en Río de Janeiro, ante la afición rival por excelencia para encumbrarse como el más grande. El delantero del Barcelona aún tiene por delante toda la segunda parte de la temporada con su equipo pero el Mundial de Brasil ya está en el subconsciente, en la retina de cualquier jugador que quiera triunfar allí.

El Mundial de fútbol 2014, por edad, tendría que ser el de Messi. El argentino lo sabe pero también sabe que lo tendrá muy difícil y que para ganar un Campeonato del mundo tiene que darse muchas circunstancias como dijo Messi en una entrevista a FIFA.com. "Se habla mucho de que va a ser fácil, que Argentina tiene que pasar sí o sí y tranquilo. Pero es un Mundial y no hay selección fácil. Si están ahí es por algo. Ningún partido del Mundial es sencillo", dijo el delantero del Barça.
El Mundial es el torneo más apetecible para un jugador de fútbol, más que la Champions, la Copa o la Liga. "Son totalmente diferentes los partidos en los Mundiales. Ya el primero, el ambiente, cómo se vive la previa. Lo hace muy distinto a todo. Si bien la Liga de Campeones es muy linda, el Mundial es especial", señaló el crack argentino.
Los años de campeonato del mundo son especiales para los futbolistas. Y Messi no es una excepción para eso. Más cuando tiene entre ceja y ceja hacer algo grande con su selección. "Si bien todavía faltan un par de meses y parece que está un poco lejos, cuando te quieres dar cuenta ya está ahí. Pero tenemos muchas cosas importantes antes: la Liga de Campeones, volver a conseguir la Liga, la Copa. Vamos poquito a poquito. Pero sí, la verdad es que todos pensamos ya en el Mundial".
El cuatro veces Balón de Oro ha tenido un parón durante la temporada que le podría hacer no llegar tan exhausto  a final de temporada. Dos meses sin jugar, recuperándose en Argentina y ahora listo para afrontar la segunda parte del curso con el Barcelona y con el Mundial como telón de fondo. "El hecho de irme a Argentina y estar un poco alejado del vestuario, de todo el lío, por decirlo de alguna manera, me hizo muy bien. Más allá de lo malo, físicamente me vinieron muy bien estos dos meses que estuve parado. Estoy intentando mirarle el lado positivo", apuntó el argentino en la entrevista a FIFA.com.
Y es que 2014 se presenta apasionante para Messi: en Liga, luchando con el Atlético y el Madrid por el título, en Copa en cuartos, y en la Champions espera el City en octavos. "Ojalá que sea un gran año del Barcelona y de Argentina, ¿no? Pero no de Messi, sino del grupo entero", finalizó Messi.