Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Patricia y Ángel, expulsados en la semifinal

La suerte está echada. Tras tres meses de música, esfuerzo y aprendizaje, la final se entrevé ya a la vuelta de la esquina. Ahora más que nunca, no sirve la "corrección", sino que hay que brillar sobre el escenario.
Brenda se impone a Patricia
Patricia lo ha comprobado en persona al batirse en duelo con Brenda. Ha interpretado una intimista 'Me cuesta tanto olvidarte', de Mecano, que se ha visto superado por la versión de 'De vez en cuando la vida', de Serrat, que ha cantado Brenda. Popera la primera, imbatible en afinación la segunda. El 69% de los hogares así lo han visto y le han entregado en mano a Brenda el salvoconducto.
Pero no todo había acabado para la peruana afincada en Barcelona. Debía aún escenificar otro tema frente a las cualidades vocales de Ángel, Jon y Mario.
Tras la batalla sonora entre los cuatro, Noemí y Cocó daban su veredicto: Jon a la palestra. La audiencia decidía a continuación que Ángel acompañase al vasco en el duelo. El de Barakaldo interpretaba  'Who wants to live forever', de Queen, y el almeriense 'Asignatura pendiente', de Ricky Martín.
Emocionante semifinal
La emoción estaba a flor de piel. Los dos muchachos se acercaban a Jesús con los nervios en todo lo alto. Tanto, que Jesús Vázquez, sobre en mano, les tuvo que recolocar: "Echaros un poquito para allá que me coméis, que el plató es muy grande".
Los salones y el público en el plató mantenían la respiración. Jesús habría el sobre: "Por un 58% de los votos, sigue hasta la final ¡Jon!".
Los chavales se abrazaban y Ángel, ya sólo, se autoconsolaba: "Siempre he querido llegar a la final, pero ya fue un premio entrar. Dar las gracias a todos mis compañeros, los profesores y a los miembros del jurado con sus consejos. También a esta maravillosa gente, por que he llegado hasta aquí".
Ya lo dijo Vázquez: "La audiencia es soberana y se pone el moño donde le da la gana".