Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La clave para conseguir unas patatas fritas perfectas y "churruscantes"

La clave de esta historia es dejar las patatas reposar en el aceite de oliva y prácticamente dejar que se enfríen. Después de esa primera cocción de unos 20 minutos, freírlas con más intensidad para que queden crujientes y churruscante. ¡Haced la prueba!