Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rebelión en el cortijo de 'Sálvame'

'Sálvame' ha recopilado las 'bienvenidas' de los colaboradores de 'Sálvame' a sus nuevos compañeros, entre ellos, Chelo Gª Cortés, Joana Morillas... Pero los colaboradores se quejan y Mila Ximénez pedía que, de vez en cuando, también se les reconzca otras facetas más amables: "seguramente tendremos alguna parte buena", decía la colaboradora.

A raíz de la polémica con Chelo García Cortés y otras colaboradores de 'Sálvame' como Terebere o Begoña Ameztoy, Jorge Javier Vázquez anunciaba a sus colaboradores que la dirección del programa había encargado un vídeo a los redactores "en el que se dice qué sucede cuando aparece un nuevo colaborador". 
"Venga a echar mierda", decía Belén Esteban, "¡Esto ya es para irte a tu casa, venir dentro de tres meses y te reciben con la sillita de la reina!", decía Mila Ximénez. Ante sus palabras, el presentador le pedía permiso para emitir el vídeo pero la colaboradora replicaba: "No tengo que dar ningún permiso, soy una bazofia de colaboradora, algún día los colaboradores nos gustaría que nos pusierais un vídeo amable donde se vea la parte buena que, seguramente, tendremos alguna".
Dicho esto, 'Sálvame' emitía un vídeo en el que se resumían las múltiples disputas con Begoña Ameztoy, el enfrentamiento de Belén Esteban con Joana Morillas, las 'pullitas' que se le decían a Sergio Alis o las constantes broncas con Terebere. También repasaban los posibles motivos de estos 'intercambios de palabras' y finalizaban asegurando: "nadie se ha librado de la especial bienvenida de los colaboradores".
"No entiendo que salga el careto de Mila, Hernánez, Matamoros y Esteban, como somos pandilleros...", decía Belén, "recibimos mal a los que se han portado mal con nosotros", se defendía Kiko Hernández. Terelu Campos rompía entonces una lanza a favor de sus compañeros: "yo no me he sentido mal recibida" y Kiko Hernández aprovechaba para recordar que otros colaboradores sí han sido bienvenidos: "Locampos, Raquel Bollo, Lara Rodríguez...".
Mila Ximénez también intervenía de nuevo: "como dirían, a resguardo que vienen los nuestros, no hace falta que nos pongan a parir en ningún sitio porque es suficiente". La colaboradora tiene una particular sensación: "Tengo la sensación de que alguien se avergüenza de este programa, nosotros venimos con mucha ilusión a currar". Mila asegura no renegar de Sálvame y su respuesta cuando le preguntan sobre su paso por el programa siempre es la misma: "estoy encantada".
"No han estado un año detrás de mi, yo pedí el trabajo, intento hacerlo lo mejor que puedo, no sé si lo hago, y me gustaría muchísimo poder largarme e irme a casita que me estén chupando el trasero durante meses y llegar aquí con condiciones, pero no es mi caso, así que a tragar", alegaba Mila que concluía su argumentación diciendo: "Nos queda una temporadita difícil".
Pero un recuerdo de las palabras que le dedicó Sardá, hizo que Mila continuara con su exposición. En ese punto, Jorge Javier le preguntaban a quién valoraba más y Mila se disponía a responder: "contigo no solo te quiero sino que he dicho que trabajando contigo aprendes cada día porque eres muy rápido, pero sinceramente aunque me mandes a mi casa creo que a veces no nos das el sitio que nos corresponde", "¿cuándo?, preguntaba Jorge Javier, "no hablo en singular, cuando viene una que te parece más interesante..." y el presentador le cortaba para decir: "¡Tienes celos de María Patiño!".