Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mila Ximénez: "Rosa ha esperado a provocar esta crisis cuando tenía el bolsillo lleno"

Ha hablado con Amador Mohedano y, tras escuchar sus palabras, ha dado su versión de la historia. Mila Ximénez cuenta cómo cree que se gestó la crisis de Amador Mohedano y Rosa Benito, asegura que la colaboradora pidió un tiempo a Amador cuando volvió a trabajar en Sálvame y cree que, a raíz de los rumores de crisis, Rosa ha retomado "su vestido mediático" y ha recuperado "el discurso de la isla", aludiendo a las palabras que Rosa Benito lanzaba desde Honduras cuando concursaba en 'Supervivientes'.

"¿Tú crees que me están utilizando?", Mila Ximénez lanzaba esta pregunta al final de la tarde el 23 de agosto en 'Sálvame'. La colaboradora se refería a Amador Mohedano y Rosa Benito y lo hacía después de que su compañera abandonara el programa envuelta en lágrimas tras los últimos acontecimientos sobre su crisis sentimental.
24 horas después, Mila Ximénez aseguraba haber hablado con Amador y con una persona muy cercana a su entorno y decía: "me he sentido utilizada por uno de los dos". La colaboradora exponía su análisis de la situación: "Efectivamente había una crisis. Cuando Rosa se va a Chipiona está con Amador, pero me cuentan que la relación entre ellos en esos 20 días es un poquito tensa". Según ha podido saber la colaboradora, cuando Rosa volvió a Sálvame "Amador propone a Rosa volverse con ella a Madrid, pero ella no se lo permite y le dice que se quede con el niño".
Mila continuaba explicando que cuando Rosa vuelve a trabajar le dice a Amador: "necesito un tiempo, mi espacio". La colaboradora imagina que desde que regresó a Madrid "hubo varias súplicas de Amador de 'te echo de menos' pero Rosa dice que no venga a Madrid, no le deja".
Y en ese punto llegamos a la llamada que Amador hizo a Mila y que tanto molestó a Rosa: "Un día Amador estalla y me lo cuenta, no voy a contar nada pero se le comento a mi director (…) Le pregunto a Rosa, pone cara de sorpresa y me dice '¡Qué va!". Sin embargo, la percepción de Mila ha cambiado: "viéndola anteayer y ayer dije '¡Qué bien le ha venido porque si ella podía buscar una buena excusa para quitarme el muerto de encima, no es literal, para quitarme Amador de encima, los mensajes que le ha enviado a Mila me vienen al pelo". A juicio de Mila, tras saber lo que Amador había contado: "Lo siento Rosa pero es así, retoma su vestido mediático, organiza lo mismo que en la isla, el mismo discurso: 'no puedo más, se me va de las manos".
Después de escuchar las declaraciones de Rosa Benito en el coche, en las que aseguraba “tengo claro que me separo”, Mila Ximénez no ha aguantado más y ha hablado.  Ella ha estado en contacto con Amador todos estos días y según informaba Mila, “Amador lo único que quiere es que Rosa le deje estar con él, que le diga si es su marido su representante o su compañero”.
Cuando Rosa fue ‘expulsada’ del programa, se refugió en Chipiona con su familia y tal y como le transmitió Amador a Mila, la periodista contaba que “durante los veinte días que Rosa no trabaja, eso provoca más crisis todavía, a Amador no le gustó el percance, pero eran veinte días para estar en familia”. El problema, como sigue narrando Mila, es que “Rosa Benito no quería estar ahí, ni con Amador, ni Amadorcito ni Fernandito”.
Mila, continuando su exposición, añadía que Amador escribió un mensaje de texto a su mujer diciéndole: “Sálvame”, del que ella fue testigo. Con estas, la periodista explotaba y lanzaba un bombazo: “Rosa ha esperado a provocar esta crisis cuando tenía el bolsillo lleno”.