Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Kiko H.: "No han comprado la casa porque Agustín Pantoja vuelve a bailar la cifra"

El colaborador de 'Sálvame' explicaba que se había pactado un precio de 2.200.000 euros por la casa de Isabel Pantoja en La Moraleja (Madrid) pero, según ha podido saber, la cifra habría cambiado. "El señor Agustín dice que es 2.700.000 euros" decía Kiko, que añadía el motivo: "Dicen que se han equivocado en la tasación". Sin embargo, Hernández también afirmaba que el comprador espera "que se le respete lo que dijeron ayer, el precio y el acuerdo".

Kiko Hernández afirmó que Isabel Pantoja habría vendido su casa de 'La Moraleja', en Madrid, "por 2.200.000 euros" y añadía que se habría entregado una señal "de 150.000". Daba incluso los datos del comprador pero Isabel Pantoja, a través de un mensaje de texto, negaba la venta.
24 horas después, Kiko Hernández aportaba más información: "La casa estaba a la venta en 2.200.000 euros y estaba apalabrada, ayer se iba a cerrar y la venta pasa de 2.200.000 euros a 2.700.000", afirmaba.
Pasados los minutos, el colaborador decía estar autorizado por el posible comprador para afirmar lo smotivos por lso que esta venta no se habría firmado. "El señor Morris me dice que el único motivo por el que no han cmoprado es porque el señor Agustín Pantoja vuelve a bailar las cifras", añadía que según Agustín "se han equivocado en la tasación" y concluía afirmando que aún están a la espera: "Todavía espera que se respete el precio y el acuerdo de ayer".
También intervenía en el programa Aurelio Manzano. Aseguraba que unos comprados estaban interesados en comprar la casa que hicieron "una contraoferta" y hasta ayer habrían estado esperando el visto bueno de la cantante. Sin embargo, la situación habría cambiado: "Cuando se da el nombre de estas personas, ellos deciden unilateralmente no comprar la casa. Esa es la razón que a mí me dan".