Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¿Ha estado Aída Nízar relacionada sentimentalmente con altos cargos casados?

No son nuevos los rumores sobre Aída Nízar y su posible relación con políticos de este país. Pero siempre habían quedado en eso, rumores, porque a ninguna de las partes le ha interesado nunca hablar. Hasta ahora, cuando aparece una presunta testigo de las relaciones de Aída, dispuesta a contar todo lo que sabe con pelos y señales.
Una vigilante de seguridad que ha trabajado en "diversos organismos públicos" asegura que Aída Nízar "busca dinero y ha estado relacionada sentimentalmente con varios políticos. "Uno de ellos es un alto cargo de la Diputación", relata la presunta testigo, "otro es un alto cargo del Ayuntamiento y otro, un alto cargo de la Junta de Castilla y León con el que todavía sigue viéndose", según afirma, "ya que se ha visto a sus escoltas en la calle esperándole, mientras él estaba arriba en el piso con Aída", asegura esta trabajadora.
Afirma haber "coincidido" con ella "en varios edificios públicos, mientras tenía relación con los altos cargos de esos edificios". Pero habla de un caso en concreto. "Un día procedo a la comprobación para cerrar el edificio", explica la presunta testigo, y "al llegar al despacho de un alto cargo, me encuentro a Aída Nízar encima de la mesa con las piernas abiertas y él manteniendo una relación sexual con ella".
El beneficio que saca la ex gran hermana de estas relaciones es un beneficio económico, según afirma la vigilante de seguridad. "Esta señorita tiene una relación con un consejero, que le hace regalos bastante caros en ropa, complementos", informa. "El correo casi siempre suele pasar por las manos de seguridad, para detectar posibles anomalías", explica esta presunta testigo que asegura que así es como vio "una factura de un bolso de Carolina Herrera que costaba 600 euros" para Aída.
Pero al parecer, los beneficios que saca Aída van más allá. "A esta señora le ponen una multa de 150 euros por no llevar el cinturón", asegura la vigilante, "al tiempo me entero que esa multa, por los contactos que ella tiene en el Ayuntamiento, es cancelada".
Aída, mientras tanto, no quiere hablar. Sólo ha hecho saber a través de Kiko Hernández que "tomará nuevamente medidas legales sobre las mentiras que se están diciendo".