Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Belén Esteban: "Ni Jesulín, ni leches. Fran ha sido el hombre de mi vida"

Belén Esteban anuncia su divorcioTELECINCO.ES
La co presentadora de 'Sálvame' anuncia que se ha divorciado de su marido aunque lo hace "enamorada". Belén Esteban asegura que esta ruptura es "la definitiva", se divorcia del que ha sido el hombre de su vida y dice estar tranquila porque ha hecho todo lo posible por salvar su matrimonio. Belén no detalla los motivos que le han llevado a firmar los papeles del divorcio pero sí deja claro que no ha habido terceras personas y que su trabajo no ha sido el motivo de distanciamiento.
Belén Esteban entraba con semblante muy serio en el plató de 'Sálvame' y, antes de decir nada, anunciaba que quería decir algo que aún no había comunicado a ninguno de sus compañeros:La co presentadora aseguraba que el rumor ya estaba en las calles y se veía en la obligación de confesar que ya ha iniciado los trámites de la separación y, en quince días, estará legalmente divorciada de Fran Álvarez. "Me he divorciado de Fran, ya he firmado los papeles".
Pero Belén Esteban quería dejar muy claro que aún quiere a su marido: "Me divorcio estando muy enamorada de él". Ambos han luchado mucho por su relación pero ha llegado en un momento en el que "no se puede hacer más". La separación de Jesulín fue, según Belén, "muy dolorosa" pero no tiene nada que ver con esta: "Ni Jesulín ni leches, Fran ha sido el hombre de mi vida", explicaba.
Los motivos del fin de su matrimonio
Los motivos de la separación no están claros. Belén no quiere dar detalles, asegura que su trabajo no es el motivo ya que no les ha distanciado. La musa de San Blas nos explica que ambos tienen un carácter difícil: "Somos muy temperamentales". Pero hay ciertos detalles que no quiere desvelar: "Es algo que sólo sabemos Fran y yo". Según Belén, en su pareja había problemas como los hay en todas, pero en su caso: "No los hemos superado".
La tercera ruptura
Belén no podía reprimir las lágrimas, sin embargo, aparecía mucho más tranquila que cuando anunciaba su segunda ruptura:"Lo he dado todo por salvar mi matrimonio pero no ha podido ser". Belén y Fran contraían matrimonio el 27 de junio de 2008. Era su novio de toda la vida y, por fin, pasaban por el altar. Parecía un cuento de hadas pero el sueño duró poco ya que las rupturas han sido una constante en su relación.La primera ruptura comenzó con un pequeño enfado y no tardó en solucionarse, pero la segunda llevó a la pareja a firmar los papeles del divorcio que retiraron en el último momento. Esta es la tercera ruptura y, para Belén, es la "definitiva".
Tan sólo ha pasado una semana sin hablar con su ya ex marido pero la separación viene de meses atrás. Desde el momento en que han tomado la decisión, "hemos decidido no hablar", explicaba. Belén nos cuenta que se trata de una situación muy complicada: "No soy feliz estando con él, pero tampoco sin él" y es que a pesar de los problemas que les separan, aún existen sentimientos muy fuertes que les unen: "Los dos estamos sufriendo mucho pero es mejor que las cosas sean así".
El después de la ruptura
La situación, como es obvio, es muy difícil de superar para Belén. Ahora comprendemos su estado en el plató de 'Sálvame' o su intervención en la última gala de '¡MQB!', ella misma confirmaba que no se encontraba bien ya que aún no había comentado con nadie su separación. Han tomado la decisión hace apenas "una semana" pero los problemas comenzaron mucho antes: "Llevábamos meses muy mal", nos explicaba la co - presentadora.
Sin embargo, parece que aún no ha cerrado capítulo: "Todavía tengo su ropa, su pijama colgado detrás de la puerta del baño..." y el mismo Jorge Javier Vázquez se ofrecía a acudir a su casa para recoger las cosas de su ex marido.
Un mensaje para Fran y su familia
Belén sólo quiere que Fran "haga su vida" y se niega a hablar de él o de su relación "ni pagando ni sin pagar". Asegura que no acudirá a ningún plató de televisión para contar los detalles de su ruptura ya que nunca ha comercializado con su relación, "no he vendido ni mi boda", explicaba.
Pero tiene miedo.
Cree que el entorno de Fran puede afectarle y tergiversas sus propias palabras. Por ello, quería mandar un mensaje muy claro: "A Fran, a su familia, que sólo crean lo que diga por mi boca, no lo que digan otros", decía.
Como nos contaba ella misma, el divorcio será legal en quince días. Repite una y otra vez que sigue enamorada pero que ya no puede hacer nada más y le desea a Fran que sea feliz.