Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Belén Esteban: "Yo le di dos besos a María José Campanario"

Dos semanas después de su última visita, Andrea ha vuelto a Ambiciones. Pero lo más sorprendente es que, para su retorno, fue la propia María José Campanario, previa consulta con Belén Esteban, quien acompañó a la niña en el tren ya que su hija Julia quería viajar junto a Andrea. A su llegada, ambas mantuvieron un trato cordial y Belén saludó a la mujer de Jesulín con dos besos ya que, como dice Belén, "por mi hija mato, pero también trago".
La hija de Belén Esteban ha vuelto al campo para visitar a su padre y a sus hermanos. Allí, las cámaras fueron testigos de la complicidad y buena relación de los niños, pero lo que más sorprendió de la visita de Andrea a la casa de su padre es que fue la propia María José Campanario la que acompañó a la niña en su retorno a Madrid.
La co - presentadora de 'Sálvame' explicaba que, mientras su hija estaba en Ambiciones, María José Campanario le llamó por teléfono¿Por qué? Para preguntarle si le importaría que ella acompañara a Andrea en el tren ya que la niña quería viajar en el tren con su hermana Julia.
No sabemos con qué palabras contestó Belén a esta proposición pero lo cierto es que lo aceptó ya que María José Campanario llegaba a la estación de tren junto a Andrea y Julia. La colaboradora de 'Sálvame' acudió al tren a recoger a su hija y, dada la enorme presencia de medios de comunicación, pidió a la seguridad de la estación que le dejaran entrar en la vía para evitar revuelos mediáticos.
Y una vez en la vía, cuando llegó el tren, se produjo lo más sorprendente y es que "le di dos besos a María José Campanario". La Esteban se acercó y saludó a la mujer de su ex y, es más, tuvieron un trato cordial "no es una situación agradable ni para ella ni para mí pero por las niñas...". Pero los temas de conversación se ciñeron a la que estrictamente atañía a sus hijas y comentaron si Andrea había tomados los antibióticos y si había hecho los deberes, una conversación aparentemente normal.
Parece que la co presentadora ha hecho de tripas corazón y es que "por mi hija mato, pero también trago", decía. Sin embargo, quiere dejar un punto muy claro: "Mis ideas no me las quita nadie, no voy a ser amiga suya, sabéis cómo soy y cuando salga el tema de lo que haya que hablar, es otra cosa".
Así, podemos tener claro que, al margen de lo que podría llamarse "acercamiento", Belén sigue pensando exactamente lo mismo y responderá como tal.