Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Iker Casillas: “Desde hace tiempo me toca vivir un papel que no me gusta"

Después de todo el acoso y la polémica que está suscitando la estancia de Sara Carbonero en el Mundial, el portero de la Selección Española ha concedido una entrevista a Onda Cero explicando su malestar. Iker Casillas se siente ofendido con la prensa del corazón por la presión a la que están siendo sometidos y asegura que él va a seguir centrado unicamente en el mundo del fútbol.
los verdaderos protagonistas del Mundial están siendo Iker Casillas y Sara Carbonero
El futbolista no está de acuerdo con el acoso al que están siendo sometidos cuando asegura que siempre se ha portado de manera correcta con los medios de comunicación. Antes del partido contra Paraguay concedió una entrevista en Onda Cero donde mostraba su malestar ante la prensa del corazón: “Desde hace tiempo me toca vivir un papel que no me gusta en el tema de otro tipo de prensa que se lleva también a la deportiva”, explicaba el jugador.
Iker se mostraba muy rotundo al hablar del protagonismo que estaba alcanzando su noviazgo con la periodista deportiva. Comentaba que su relación no tenía nada que ver con el ámbito deportivo y por eso se sentía molesto cuando le preguntaban, pero lo aceptaba y aseguraba que seguiría yendo a los partidos a seguir haciéndolo lo mejor posible acompañado del resto del equipo. “Tengo ya más tiros que la fachada de Sarajevo”, decía el futbolista con sarcasmo.
Entrevistado por su novia
En una entrevista a pie de campo Sara le preguntaba qué sentía, dentro de lo personal, al parar un penalty en el partido contra Paraguay. El portero se mostraba entusiasmado tras el resultado que les permitía clasificarse para la siguiente fase y aseguraba que una gran responsabilidad y nerviosismo. Pero sobre todo aseguraba sentirse muy contento con el trabajo del resto del equipo.