Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Nati Expósito: "Jesulín me pegó un puñetazo"

Tras confesar en el especial 'La pesadilla de Jesulín' que se quedó embarazada de Jesulín de Ubrique, Natividad Expósito vuelve al plató de 'Sálvame' para contar cómo comenzó y terminó su historia con el torero. La ex miss asegura haber mantenido con él una relación de cuatro meses pero, cuando le anunció su embarazo al torero, este "me dio un puñetazo".
Natividad Expósito asegura que hace 15 años mantuvo una relación con Jesulín de Ubrique. Le conoció en la plaza de toros de Mallorca, según cuenta, el torero la vio a las puertas de la plaza y le dio su número de teléfono, "Al principio es muy simpático y amable, muy conquistador", explica. Esa noche salieron juntos, "pero no empezamos la relación hasta 20 días después".  En estas primeras semanas, Nati tenía una concepción del torero muy diferente a la que guarda ahora: "A mí me caía muy bien, él decía que se había enamorado de mí, que iba a ser la mujer de su vida".
Según el relato de Nati, la relación comenzó a deteriorarse cuando Nati empieza a recibir llamadas de mujeres de Mallorca que también aseguran haber mantenido una relación con el torero. Poco después, Nati salió en la prensa de Mallorca como "la nueva acompañante de Jesulín", lo que provocó el enfado del torero. Nati explica que ella no acudió a la prensa "ellos me reconocieron".
Tras este suceso, Nati supo que estaba embarazada. Explica que se citó con Jesulín en Zaragoza para comunicarle la noticia: "Si él me hubiera apoyado lo habría tenido. Él me dijo que no, que me mataría (...) Me pegó el puñetazo, me caí al suelo, pegó una patada al armario de la habitación, pegó una patada a la puerta y se largó".
Natividad, visiblemente emocionada, reconoce que "es duro" recordar lo ocurrido. Explica que no hubiera abortado si hubiese contado con el apoyo del torero, "Pero ¿Qué iba a hacer? ¿Para que luego me dijeran que tenía un hijo porque quería ser la mantenida?". Quince días después de de lo ocurrido, Nati cuenta que leyó en una revista unas declaraciones del torero en las que se refería a ella como "una fulana". Quince años después "todavía estoy esperando que me pida perdón por llamarme puta".
Durante 15 años Nati asegura haber guardado silencio, Tras todos estos años, Nati califica a Jesulín como "arrogante, machista y egocentrista, no permite que una vieja como yo no quiera saber nada más de él porque es un cerdo".

  "el otro día se me escapó, no lo sabía ni mi marido".