Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Pepe de GH7 podría poner una denuncia a 'La Marquesa' y a Kiko Hernández

Bea, 'La Marquesa', soltó la bomba hace unos meses: Pepe era el propietario de una casa de citas, pero tiempo depués sigue asegurando tener pruebas que lo afirman. Por otra parte, el ex gran hermano va a denunciarla a ella y a otra persona que dice ser la que mueve los hilos. Kiko Hernández se ha dado por aludido y, seguro de no tener nada que perder, le ha pedido que por favor le demandara.
Bea, ‘La Marquesa’, acusaba a Pepe de GH 7 de ser el propietario de una casa de citas
asegura tener pruebas que lo demuestran dadas de primera mano por el presunto socio de Pepe.
Por otro lado Pepe, que asegura que no tiene nada que esconder, dice que no sólo va a denunciar a su compañera de concurso sino también a alguien que anda detrás de todo esto: “Esta señora me parece un insecto en esta historia, creo que hay alguien detrás que piensa porque ella sola es incapaz”. Explica que está tan seguro de su inocencia que va a luchar hasta las últimas consecuencias, aunque implique echarse a todo un programa en contra. Los colaboradores de ‘Sálvame’ han interpretado que se estaba refiriendo claramente a su programa.
Después de oír sus palabras, Kiko Hernández se daba por aludido como “esa persona que estaba detrás de todo” y pedía a gritos que por favor le demandara, que lo estaba deseando. Según decía el colaborador, éste no tenía nada que perder puesto que él nunca ha dicho que tiene un prostíbulo y siempre ha dicho que no existían pruebas sobre este caso.
Pero el colaborador iba más allá y aseguraba que como le llevara al juzgado, le hiciera madrugar y perder cinco minutos de su tiempo, iba a pedir que el juicio se produjera en audiencia pública. Y además, aseveraba que a cada pregunta del juez sobre el caso iba a contestar contando informaciones que le dio la madre de Pepe un día que estuvo tomando algo con ella en una terraza. “Ya te digo yo, que a mí esa denuncia no me va a llegar nunca”, decía muy seguro el colaborador.