Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Raquel Morillas: "No soy una maltratadora"

Los problemas entre Raquel y Noemí resurgieron con toda su fuerza tras su reencuentro en Gran Hermano. El enfrentamiento llegó a tal punto que Raquel confesaba haber tirado del pelo a su ex camino de una gala de 'GH', un hecho tras el que Noemí decidió emprender medidas legales contra ella. Una vez celebrado el juicio de faltas, la juez ha denegado la orden de alejamiento que pedía Noemí aunque aún no existe una sentencia firme.
El pasado sábado 20 de febrero se celebraba en Badalona el juicio entre Noemí Ungría y Raquel Morillas. El enfrentamiento se ha producido tras la denuncia emprendida por de agredirle y amenazarle. Los hechos tuvieron lugar cuando un vehícuo de producción de 'Gran Hermano: El reencuentro', en el que ya viajaba Raquel Morillas, recogía a Noemí. Según explicaba la propia Raquel en el plató de 'Gran Hermano', se produjo un cruce de insultos entre ellas y le dijo que se preparara "porque todavía tenía mucho más guardado", esta advertencia exasperó a Raquel quien tomó a Noemí del pelo. Raquel no intentaba defenderse y pidió disculpas. Noemí quien acusaba a su ex pareja
Sin embargo, su arrepentimiento no bastó. Días después, el marido de Noemí, Enric Bayón, revelaba en 'Sálvame' que Raquel no sólo tiró del pelo a Noemí pero Raquel lo negó rotundamente. Noemí, por su parte, anunció que también en el plató de 'Sálvame' asegurando que había pasado "miedo" y que tenía testigos que corroboraron su versión de los hechos en el juicio. "también la amenazó de muerte", había denunciado a Raquel
El juicio ya se ha celebrado y Raquel Morillas acudía al plató del programa para explicar que no se trataba de una vista previa sino de un "juicio de faltas en el que se pedía una orden de alejamiento y se ha denegado porque no soy ninguna maltratadora", explicaba Raquel Morillas. La denunciada explica que vio a su ex en el juicio muy afectada: "Parecía que le habían matado a los perros", decía Raquel.
Kiko Hernández aportaba la versión de Noemí Ungría quien le ha dicho al colaborador que Raquel no ha reconocido ante el juez lo que sí confesó en el plató de 'Gran Hermano': "Noemí me dice que es muy poco inteligente por tu parte porque delante del juez dices que no ha habido tirón de pelo cuando lo dijiste en prime time", pero Raquel ni confirma ni desmiente esta información.
Además, el colaborador anunciaba que Noemí no se sentará nunca más en un plató junto a Raquel por lo que no acudirá a las galas de Gran Hermano: El reencuentro.La ex gran hermana se negaba a dar detalles de la batalla legal pero sí explicaba que aún no hay una sentencia firme y que el caso se ha trasladado a los juzgados de Madrid donde se tomará la decisión final.
La ex gran hermana se negaba a dar detalles de la batalla legal pero sí explicaba que aún no hay una sentencia firme y que el caso se ha trasladado a los juzgados de Madrid donde se tomará la decisión final.