Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Telecinco tiene oro y millones para regalar

Telecinco ha puesto en marcha un nuevo concurso para las tardes. Cada día, desde el programa 'Sálvame', se ofrecen lingotes de oro a quienes respondan al teléfono y previamente hayan mandado un sms o realizado una llamada. Existen dos modalidades de premios, el primero consiste un conjunto de lingotes de oro valorados en un millón de euros y el segundo, un lingote de 50 gramos valorado en 1.200 euros.
 
Lás bases legales del concurso, acreditadas ante notario, se encuentran .
 
Según estas bases, de forma aleatoria y gracias  a un programa informático se elige un número de teléfono al azar y se realiza una llamada. En caso de que la llamada sea respondida por alguien se comprobará si desde ese número  con antelación se había realizado un envío de sms o se había hecho una llamada al concurso con la intención de conseguir el premio. Si fuera así, esa persona ganaría los lingotes de oro valorados en un millón de euros.
 
En caso de que el número elegido comunique, tenga el buzón de voz activado o no se descuelgue el teléfono tras dos intentos, se realizará una segunda llamada al número aritméticamente más cercano entre los disponibles en ese momento. En este caso quien responda a esta segunda llamada de 'Sálvame' ganaría un lingote de oro de 50 gramos valorado en 1.200 euros. Siempre en el caso de que previamente hubiera enviado un sms o realizado una llamada al concurso.
 
El miércoles, por ejemplo, 'Sálvame' regaló un lingote de 50 gramos valorado en 1.200 euros a Juan, de L´Hospitalet (Barcelona), después de que recibiera la llamada del programa. disponibles en esta web aquí
"Está bien, 1.200 euros por enviar un mensaje está de coña", comentó el espectador al conocer la noticia en directo. Esto ocurrió después de que hubiera una primera llamada infructuosa al primer número elegido ese día.