Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rosa: "Mis padres me contaron que habían pagado 200.000 pesetas por mí"

Rosa es una joven de 39 que está convencida de que es una niña robada. Asegura que, aunque en su pueblo todo el mundo sabía que era una niña adoptada, sus sospechas no comenzaron hasta que sus padres no le contaron que habían pagado 200.000 pesetas por ella. A través de Facebook, una chica contactó con ella para decirle que su tía estaba buscando a una chica que podría ser ella. Rosa quiere averiguar si esta mujer, María, es su verdadera madre biológica.