Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Yurena y Dulce disfrutan de su recompensa

Han conseguido mantenerse a flote con una balsa contruida por ellas mismas y eso les ha permitido disfrutar de un delicioso pollo asado como recompensa. Sin embargo, no ha sido fácil. Yurena y Dulce han tenido que comer sin utilizar las manos y con el pollo colgado. Afortunadamente, los últimos 20 segundos les han permitido ayudarse con las manos.