Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Miriam esperaba encontrar a Lozano en el destierro pero se conforma con Yurena

Yurenatelecinco.es

La nueva expulsada de la isla ha sido Miriam, que se ha despedido feliz de sus compañeros pero se ha derrumbado al darse cuenta de que su destino era Isla Itinerante. Entre lágrimas, ha invocado a Carlos Lozano pero quien ha aparecido ha sido Yurena en compañía del garífuna. Poco después, Carlos la ha consolado por teléfono, justo antes de iniciar ruta hacia Cayo Paloma.


Jorge Javier Vázquez ha pedido a los dos nominados que se pusieran en pie para comunicarles la decisión de la audiencia y aunque, Víctor estaba cruzando los dedos para que el presentador no pronunciara su nombre, no ha tenido más remedio que alegrarse al ver que seguía contando con el apoyo de la audiencia. Miriam, la nueva aislada del concurso, se ha llevado un disgusto, pero se ha despedido con mucho cariño de su equipo y les ha dado las gracias por todo.
Miriam estaba completamente destrozada y sin dejar de preguntarse quién estaba en el plató defendiéndole, pero una llamada telefónica le ha hecho recuperar la sonrisa. Su novio, el presentador Carlos Lozano, ha entrado por teléfono para intentar tranquilizarle. "Mi amor, te necesito tanto gordo. Por favor, dime que todo está bien", es lo primero que ha dicho Miriam al escuchar a su amado. "Cariño estás muy nerviosa, relájate estas muy nerviosa. Es una aventura muy fuerte, pero tienes que admitirla y aguantar un poco más. Todo está muy bien. Yo también te extraño, pero tienes que ser fuerte, pero tienes que ser fuerte y sobrevivir, aquí está todo muy bien", así ha intentado Carlos que Miriam dejara de llorar y demostrara que es mucho más fuerte de lo que parece. Unas palabras que han conseguido que Miriam dejara de llorar y decidiera seguir luchando junto a Yurena.
Las supervivientes aisladas estaban con el ánimo por los suelos, pero se han venido arriba cuando Jorge Javier les ha comunicado que tenían un minuto para recoger todas sus pertenencias y correr a la barca que les estaba esperando porque se iban a una nueva playa. Yurena y Miriam han intentado coger todas sus cosas, pero por más que intentaban correr no conseguían alcanzar la barca que les estaba esperando en el agua.
Bajo una lluvia durísima y moviéndose según Jorge Javier Vázquez como "una señora de ochenta y dos mal conservada", Yurena ha llegado a Cayo Paloma de la mano de Víctor, el garífuna, como ha podido. Los dos aisladas de 'Supervivientes' no derrochaban alegría, pero han intentado mantener la calma y seguir luchando por sobrevivir en su nuevo destino.