Yurena y Miriam llegan a duras penas a Cayo Paloma, su nuevo destino