Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Guerra de sexos

Comienza la guerra se sexos. Esta semana Miriam Sánchez es la nueva líder, y con ella, ya son tres las mujeres que han liderado la isla. Parece que los chicos están perdiendo fuerza y eso no les gusta nada. Karmele y el resto de las compañeras se han 'reído' de los hombretones del grupo al grito de: "Menos músculos y más cabeza".
A Ojani, uno de los chicos más musculosos del concurso, no le ha gustado nada este tipo de comentarios y ha recordado que los hombres hacen muchas tareas de gran esfuerzo físico durante toda la semana y ésto les hace estar más débiles. Asimismo, recuerda a todos los telespectadores que son ellos los que se levantan a horas insospechadas para conservar el fuego. Mientras, Miriam va cogiendo fuerza dentro del grupo y acusa de misóginos a sus compañeros. Considera que ella no es la única mujer que tiene fuerza y aguante dentro de la isla y sentencia que el resto de sus compañeras son unas grandes competidoras.
Parece que la guerra de sexos está en pie, por eso desde la organización han querido dedicar a ello la prueba de recompensa. Debían meter una bola en un laberinto gracias a la ayuda de unas cuerdas encargadas de guiar la pequeña bolita. Los hombres han tardado tres minutos y siete segundos. Las mujeres, sin embargo,han perdido la prueba con sus cuatro minutos y veintidós segundos. Parece que a las mujercitas se les va a tener que bajar los humos. La prueba de recompensa son unos huevos y pan. ¡Todo un lujo! Los chicos han disfrutado de este manjar mientras ellas miraban atónitas. Y como decían ellos: "Quién ríe el último ríe mejor".