Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Maite: "Mi mayor defecto ha sido el exceso de diplomacia"

C.G: ¿Hiciste algún pacto?
Sí.
C.G:¿Te sentiste utilizada?
Sí.
C.G:¿El más estratega?
Matías.
C.G: ¿El más vago?
Begoña.
C.G: ¿El más trabajador?
Daniela.
C.G:¿ El más sucio?
Ninguno.
C.G: ¿El más diplomático?
Yo, posiblemente.
C.G: ¿El más tramposo?
Al margen de la comida no ha habido más trampas.
C.G: ¿El más honesto?
Olfo, el pobre no se enteraba de mucho.
C.G: ¿El más mandón?
Álvaro.
C.G: ¿El más antipático?
Wilma, por el hambre.
C.G: ¿El más divertido?
Daniela, por sus locuras.
C.G: ¿Lo peor de Matías?
Que ha sido mucho más estratega.
C.G: ¿Tu mejor virtud?
Ser yo misma.
C.G: ¿Y defecto?
Exceso de diplomacia.
C.G: ¿Lo peor de la soledad?
Nada.
C.G: ¿Lo peor de convivir con otros?
Es complicado. Personas muy diferentes en un concurso donde todos quieren ganar.
C.G: Tres cosas que te llevarías a una isla desierta.
Recuerdos de mi familia. Y nada, tal y como hemos vivido estaba perfectamente.
C.G: ¿Volverías con...?
Santi y Daniela.
C.G: No llevarías a...
Begoña y Wilma.
C.G: ¿Te arrepientes de algo?
He confiado en gente que luego...
C.G: Nombre...
Cuca.
C.G: ¿Qué prefieres, el éxito o el dinero?
La satisfacción personal.
C.G: ¿Por qué mereces ganar?
He sido como soy. Si eso ha llegado al público, bendito sea.