Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Parri y Perdiguero se enfrentan a golpes, agarrones, rodillazos y arañazos

Definido por Rafa Mora como un tipo auténtico y sencillo, Perdiguero ha demostrado por qué hizo tan buenas migas con el valenciano a la hora de aplicarse con todas sus fuerzas contra Parri en una prueba. Por lo visto, la animadversión venía de lejos, pues Perdiguero ha dicho que le había escuchado quejarse de que le había llamado vago.
"He escuchado el rumor de que Parri ha dicho que soy un vago. Esto es un juego, es televisión, no es un concurso de a ver quién trabaja más. No se llama el trabajador del año".
Con este estado de ánimo se tuvieron que enfrentar, precisamente, en la prueba con mayor contacto físico de todas cuantas la organización ha planteado a los concursantes. Así describió Parri su choque con Perdiguero:
"Perdiguero me retorció la cabeza. Me ponía la cara contra la arena de lado, me tiraba arena. He venido a pasar hambre pero no ha perder mi dignidad por una mierda de alimento. Creo en el juego limpio. El programa no hizo nada cuando vio que nos hacíamos daño. No estoy dispuesto a participar en un juego en el que se haga daño a la gente. Me ha enganchado de los huevos, me ha enganchado de la tripa ¡no podía respirar!"
María José compartió la opinión de Parri: "Si nos vamos a enemistar prefiero que le den por culo al pollo, si nos vamos a matar y uno va a salir con el riñón jodido".
Las explicaciones de Perdiguero fueron de todo menos breves: "El juego fue violento, nos dijeron que era como fútbol americano, todo vale, cuando uno coja la bola se la quitáis como queráis. Me dijeron que todo vale. Y si no tengo la bola no me empujes o me agarras, eso no es juego limpio para mí. Cuando tengo la bola me parece bien que alguien me agarre. Juego limpio para mí no es arañarte, agarrarte de tus partes. Yo no pegué a nadie, sólo dije suéltame. Y si no me sueltas me tengo que soltar. Entiendo que Parri es muy débil y muy jovencito, pero una persona que araña, engancha de tus partes me da a mí que es mucho hablar. Y tanta lesión, si después de la primera bola siguió jugando. A mí me parece que es 'Mariloli tengo miedo'".
Parri  explicó que no quería golpearle los testículos: "Simplemente nos dijeron que era como el rugby, agarrar a alguien de la camiseta me parece juego limpio, rodillazos y soltar cara. Cuando me estaba asfixiando lo que hice fue darle en lo primero que pillé, no sé si eran los huevos. Y me dijo: si me sueltas ya no te ahogas".
El caso es que de los golpetazos no se libró ni las chicas, que se quejaron de todas las trampas que hubo. Además, a Sonia Arenas le hicieron daño en las costillas y a Deby le dejaron mal un riñón.