Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

'Rabia', seleccionada para competir en la sección oficial de largometrajes del Festival de Málaga

'Rabia'ARCHIVO TELECINCO
Tras haber sido galardonada con el Premio Especial del Jurado del Festival Internacional de Tokio, 'Rabia' se presenta en el Festival de Málaga para competir en la sección oficial. Dirigida por Sebastián Cordero y protagonizada por Martina García, Gustavo Sánchez Parra y Concha Velasco, narra el drama de una pareja de inmigrantes en España.
'Rabia', película de Telecinco Cinema, Think Studio y Dynamo producida por Guillermo del Toro (director de 'El laberinto del fauno', ganadora de 3 Oscar), ha sido seleccionada para competir en la Sección Oficial de Largometrajes de la 13ª edición del Festival de Cine de Málaga, donde será presentada el próximo 21 de abril en el Teatro Cervantes en pase y rueda prensa a las 12:00 horas y en pase de público a partir de las 21:30 horas.
La película, dirigida por Sebastián Cordero ('Ratas, ratones y rateros' y 'Crónicas') y protagonizada por Martina García ('Amar a morir' o 'Satanás'), Gustavo Sánchez Parra ('Amores perros') y Concha Velasco, entre otros, acudirá a esta prestigiosa cita del cine español tras haber sido galardonada con el Premio Especial del Jurado del Festival Internacional de Tokio, el certamen cinematográfico más importante de Japón cuyo jurado ha estado presidido en su vigésimo segunda edición por el director mexicano Alejandro González Iñarritu.
Además, 'Rabia' se ha alzado recientemente con los galardones de Mejor director, Mejor actor y Mejor fotografía del Festival de Cine de Guadalajara.
'Rabia' se adentra en la historia de José María, un inmigrante empleado en la construcción que provoca la muerte accidental de su capataz tras un enfrentamiento físico entre ambos. Confuso y asustado, se refugia en la mansión donde trabaja su novia Rosa como empleada doméstica, también inmigrante.
Nadie, ni siquiera ella, conoce el paradero del joven. Un suceso inesperado hará que José María tenga que permanecer escondido en la casa