El gran 'descubrimiento' de Isa en Marruecos: las vacas pintas