La parte más tensa de la entrevista a la madre de Nadia: "Mi hija es mi vida, cojones"