El epidemiólogo de Harvard es muy claro: hay que poner AstraZeneca y es "seguro" ir sin mascarilla al aire libre