Las pistas en el fondo del mar y los "callejones sin salida" en la investigación a Tomás Gimeno