Los terremotos recientes en Granada, consecuencia del acercamiento de las placas eurasiática y africana