El valle del Guadalquivir, la sartén de España: la Aemet explica por qué concentra tanto calor