Angela Merkel se sienta durante el himno alemán para acabar con los temblores de las últimas semanas