La autopsia revela que hubo ensañamiento con el niño y la bebé de Rocafort: estaban desfigurados