Harry Styles, primer hombre que acapara la portada de Vogue