Bruselas da luz verde al plan de recuperación de España, un primer paso para recibir 69.500 millones