La lava y la ceniza del volcán de La Palma dejan tocado de muerte el sector platanero de la isla