El confinamiento dispara los encargos de piscinas prefabricadas para terrazas y espacios pequeños