Una enfermera se reencuentra con sus dos hijas tras nueve semanas sin verse por la crisis del coronavirus