AstraZeneca reconoce que los datos de eficacia de la vacuna eran antiguos: los actualizará en 48 horas