Cientos de partidarios de Bolsonaro se saltan el confinamiento para dar su apoyo al cuestionado presidente