El fuego arrasa Australia: 21 personas han muerto y el gobierno ha movilizado al ejército