Un policía, el quinto fallecido en el Capitolio