La pandemia de coronavirus supera ya el umbral de los dos millones de muertes en todo el mundo