Un hombre de 82 años, el primer paciente de Reino Unido en recibir la vacuna de Oxford