"Todos los judíos deben morir", gritó el autor del tiroteo de Pittsburgh