La variante ómicron ya estaba en Europa desde el 19 de noviembre: fue localizada en Países Bajos