La autoproclamación de Guaidó como presidente dispara la tensión en Venezuela: 16 muertos en los disturbios