Los Reyes eméritos y las infantas Elena y Cristina, en la capilla ardiente de Pilar de Borbón