Aprobado el decreto de nueva normalidad con un nuevo talante en el Congreso y mayoría absoluta