La jueza del 8M archiva de forma provisional el caso al no encontrar indicios de delitos de prevaricación en la actuación de Franco